Los productos más vendidos
Sierra de mano

Sierra de mano

Filtros activos

¿Qué es una sierra de mano para manualidades y modelismo?

Una sierra de mano para modelismo y manualidades es una herramienta de corte sencilla, compuesta por una hoja fina con dientes pequeños y afilados, y un mango de madera. Pueden tener varias formas y tamaños, cada una diseñada para una tarea específica. Es un imprescindible en la construcción de maquetas y es útil cuando se trabaja con miniaturas y dioramas para realizar cortes de los materiales en los que un cúter no puede actuar. Son muy valoradas por ser capaces de realizar cortes precisos sin necesidad de electricidad ni maquinaria compleja. 

En Green Stuff World contamos con dos modelos diferentes: la sierra de modelismo grande y la mini sierra. Las dos son herramientas de calidad, distinguiéndose principalmente por su tamaño. Dependiendo la finalidad de su uso dentro del proyecto, será más útil y fácil de manejar una u otra. 

¿Para que sirve la sierra de mano?

La finalidad principal de la sierra de mano para manualidades es cortar madera, pero también funciona con muchos otros materiales blandos que se utilizan en el modelismo para crear dioramas, como plástico o algunos metales, siempre dependiendo del tipo de sierra y la hoja de la misma. Aunque nuestro objetivo es ofrecer todas las herramientas y productos necesarios para el modelismo, estas sierras también son muy demandada por personas que realizan pequeños proyectos de bricolaje como restauraciones simples o la construcción de pequeños muebles o accesorios en madera, pues su versatilidad las hace ideales tanto para cortes toscos como para trabajos más finos y detallados.

¿Cómo se utiliza?

Una sierra de mano es fácil de utilizar, basta con colocar el filo sobre la superficie ejerciendo un poco de presión y moverla hacia delante y detrás para cortar el material. Sin embargo, si quieres que tu corte sea perfecto, debes seguir los siguientes consejos:

  • Marca el corte. Utiliza un lápiz, una tiza o el utensilio que mejor se adapte a tu material para marcar la línea donde quieres cortar. De esta forma aseguras un corte recto y limpio en el lugar exacto, sin necesidad de rectificaciones ni errores difíciles de solucionar. 
  • Asegura el material. Sujeta firmemente el material o la superficie a cortar para evitar que se desplace durante el corte.
  • Posiciona la sierra. Coloca los dientes de la sierra sobre la línea marcada, sujetando el mango con la mano dominante y estabilizando la hoja con la otra mano. En el caso de buscar un corte en un ángulo concreto, puedes usar la caja de ingletes disponible en nuestra página web, la que te asegura un corte recto y en el ángulo perfecto. 
  • Comienza a cortar. La mejor forma de asegurar un corte exacto es comenzar de forma suave haciendo un pequeño surco donde quieres cortar. Una vez asegurada la guía, emplea más fuerza y  aumenta la velocidad y presión para separar definitivamente las piezas con un resultado óptimo.
  • Mantén el control. Esta herramienta no es un juguete y puede causar daños graves si no se utiliza con responsabilidad. Es necesario que durante todo el proceso de corte mantener firme la sierra de mano para modelismo y su corte, controlando la dirección y estando muy atento de no perder la línea de corte sacando a la herramienta de su trayectoria. Por supuesto, no mantengas tus manos demasiado cerca del filo, por tu seguridad.

¿Cómo cortar un ángulo con una sierra de mano?

Uno de los métodos más sencillos para cortar un ángulo es empleando como guía una caja de ingletes, la cual permite realizar cortes en ángulos perfectos de 45º y 90º en una gran variedad de materiales. Está destinado tanto al modelismo (construcción de dioramas, barcos, aviones, figuras en miniatura…) como a los aficionados al bricolajes y a las maquetas arquitectónicas. 

Otra opción muy práctica que facilita el corte de varios materiales en cualquier ángulo de 0º a 60º es la ingletadora para modelismo. Se trata de una herramienta multiángulo compuesta por una base circular con reglas que sirven de guía, y un brazo con movilidad vertical que ofrece cortes precisos y fáciles de llevar a cabo.

En el caso de no contar con ninguno de estos soportes para cortar ángulos con exactitud, puedes calcular las medidas para obtener los mismo resultados. Aunque este método es más lento y puede inducir a error. Para ello, sigue estos pasos: 

  1. Medir y marcar. Para medir un ángulo correctamente puedes usar una escuadra y un cartabón o un medidor de ángulos. Una vez estés seguro de las medidas, márcalas con un lápiz o similares para no perder la línea exacta durante el cortado. 
  2. Asegurar el material. Siempre se debe bloquear el material a cortar para evitar que se mueva y estropee el corte o, incluso, que cause un accidente. 
  3. Posicionar la sierra de mano y cortarla con cuidado. Asegúrate de colocar correctamente la sierra antes de empezar a perforar y corta utilizando la guía con mucho cuidado, pues los dientes están altamente afilado y puede causar daños graves. 

¿Se puede utilizar para cortar madera?

¡Por supuesto! Las sierras de mano están diseñadas específicamente para cortar madera, por lo que es uno de sus principales usos. Los distintos tipos de sierras de mano, como las de corte transversal, las de corte al hilo y las de paneles, se adaptan a diversas tareas de carpintería. Pero las disponibles en nuestro catálogo son perfectas para las maderas que se manejan en el modelismo y las manualidades. No obstante, también son capaces de cortar otros materiales blandos como plásticos o fibra de vidrio.

Cómo limpiar una sierra de mano

Cualquier herramienta precisa de un buen mantenimiento si el objetivo es que dure el mayor tiempo posible. En el caso de las sierras de mano no es diferente, y se recomienda llevar a cabo labores de mantenimiento después de cada uso. Para ello, sigue estos sencillos pasos:

  1. Limpiar la hoja. Después de cada uso, retira el serrín y los residuos de los dientes y la hoja con un cepillo o un paño. A continuación, coloca un poco de lubricante multiusos sobre la hoja de la herramienta y déjalo actuar durante un par de minutos antes de retirarlo con un trapo limpio y seco. Si han quedado restos incrustados, ayúdate de un cepillo cuyas cerdas sean de nylon y nunca de un material más duro, pues es perjudicial para la hoja. 
  2. Lubrica hoja. Hazte con un lubricante seco de calidad con PTFE y úsalo en la hoja de tu sierra de mano, la cual mejorará su efectividad y quedará protegida de la acumulación de polvo, grasa y suciedad en general.
  3. Mantenla alejada de la humedad. Las herramientas con componentes metálicos o cúpricos tienden a oxidarse al entrar en contacto con la humedad, el oxígeno y el paso del tiempo en general. Para evitar este fenómeno, es menester mantenerlas en un lugar limpio y seco, además de aplicar lubricante multiusos cada cierto tiempo para alejar la humedad. 

Cómo afilar una sierra de mano

Para afilar una sierra de mano es necesario contar con una lima triangular de corte bastardo, cuya medida dependerá del tamaño de los dientes de la herramienta y, sobre todo, de la distancia entre sus dientes. Además, hay que tener un método para fijar bien la herramienta con la parte del filo hacia arriba, pues si se mueve durante el afilado es posible que no tenga el efecto deseado. Una posibilidad es utilizar un tornillo de banco. Por lo tanto, para afilar una sierra de manos tienes que:

  1. Sujetar firmemente la sierra, inmovilizándola de tal manera que no se mueva durante el proceso de afilado.
  2. Eligir la lima adecuada. Escoge la lima de corte bastardo de la medida adecuada para tu sierra. Ésta tiene que caber perfectamente entre los dientes contiguos de tu herramienta y entrar en contacto con ambos a la vez, si esto no ocurre, tendrás que limarlos individualmente y es más fácil que pierdan su ángulo original.
  3. Lima los dientes. Pasa la lima por todos los huecos de la hoja ejerciendo el mismo grado de presión para no desequilibrar su tamaño y, por lo tanto, el corte.
  4. Comprueba si hay rebabas. Terminado el limado de los dientes, comprueba las rebabas o bordes ásperos alisándolos con una lima fina o una piedra.